Leonardo Torres Quevedo

Talento científico de España

Nicola Tesla, Thomas Edison, Henry Ford, Alexander Graham Bell, Samuel Morse y Leonardo Torres Quevedo. Grandes inventores que han transformado el mundo en el que vivimos, permitiéndonos entre otras cosas, llevar nuestra voz a otro continente, iluminar nuestras noches o llevar a nuestros hijos a su partido de fútbol.

Antes de seguir, volvamos a la lista del principio, y leamos de nuevo los nombres de estos grandes inventores. Tesla… si si, ese inventor que desarrolló la corriente alterna que usamos en nuestras casas; Edison, la bombilla; Ford, los coches; Bell, el teléfono; Morse… el Morse, y ¿¿¿Torres Quevedo??? Ese, ni idea, y sin embargo… está de pleno derecho en esa lista de grandes inventores.

Maldita la costumbre que tenemos los españoles de menospreciar lo nuestro, maldita sea. Lo digo con cariño a la par que con rabia, porque en España ha nacido talento, y de España se ha exportado talento a raudales. Razones por las que ignoramos a nuestro talento y nos deslumbramos con el talento que viene de fuera hay muchas, pero la principal sea seguramente nuestra historia reciente. A nadie se le escapa que aquí se ha pasado hambre, y mucha hambre, y cuando hay hambre, la ciencia queda muy lejos. Cuando oigo a mi padre contar a mis hijos que, de pequeño, se iba detrás del huerto del cura para cazar palomas con un trabuco casero… porque tenía hambre y había que llevar algo a casa para comer, me doy cuenta de eso de los inventores queda tan lejos…

Hora es de darle al César lo que es del César, y sacar a la luz el talento que nos ha dado España. ¿Quién fue Leonardo Torres Quevedo? Este cántabro nacido a mediados del siglo XIX es un humanista en el más puro sentido de la palabra. Su investigación abarcó ámbitos tan diversos como el transporte por cable o el cálculo diferencial, pasando por la aeronáutica.

A Leonardo Torres Quevedo le debemos el primer aparato teledirigido: el Telekino, el cual presentó en la Academia de Ciencias de Paris en 1903. En 1914, se instalaba sobre las Cataratas del Niágara un transbordador inventado por él, el “Spanish Aerocar” que sigue hoy en día en funcionamiento. En este mismo año, presentaba en la Feria de París el primer videojuego de la historia: El Ajedrecista, un robot mecánico que era capaz de jugar al ajedrez realizando ecuaciones algebraicas, gracias a unos husillos sin fin que hacían posible expresar mecánicamente la relación y=log(10^x+1), con el objetivo de obtener el logaritmo de una suma como suma de logaritmos. Esta máquina sentó las bases de lo que hoy llamamos “inteligencia artificial”.

 

En 1920 presenta su última publicación científica en la cual describe el Aritmómetro electromecánico, considerado el primer ordenador, por su capacidad de realizar comparaciones, tomar decisiones y almacenar información.

Este ilustre cántabro no cejó en su empeño aunque en numerosas ocasiones se encontró ante la indiferencia de las autoridades o sin recursos para proseguir sus investigaciones. A pesar de numerosos contratiempos, continuó con sus labores científicas, centrándose al final de su vida en inventos para facilitar la enseñanza.

Parte de su legado científico se encuentra en el museo Leonardo Torres Quevedo de La Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos de la Universidad politécnica de Madrid.

Leonardo Torres Quevedo muere en Madrid, en plena Guerra Civil el 18 de diciembre de 1936 después de una larga enfermedad. Su muerte pasa prácticamente desapercibida debido al conflicto bélico. En 1953 tuvieron lugar los actos conmemorativos del centenario de su nacimiento, con intervención de las más altas personalidades académicas, científicas y universitarias del país y de fuera de nuestras fronteras. Esta celebración sirvió para redescubrir el que ha sido uno de los más grandes científicos de España.

Posted by Pablo Martínez, 0 comments

Cómo instalar un sensor BLTOUCH a una CTC Prusa i3 pro 3d Printer

En esta entrada voy a explicar como se instala y configura un sensor BLTOUCH a una impresora CTC prusa i3 pro.

Existen algunas páginas que nos orientan, como la ṕagina que sirve para instalar  el 3D touch en una Geetech, sensor e impresora muy parecidos a la CTC y al BLTOUCH, pero, a pesar de ello, el procedimiento de instalación no es exactamente el mismo y nos encontramos no pocas dificultades.


HARDWARE

Lo primero de todo, tienes que tener un soporte para el sensor, yo aconsejo éste que puedes imprimir en 3D en tu impresora, se da por hecho que esto es antes de que la toques y esté temporalmente fuera de servicio. Lo que me gusta de este soporte es que es ajustable mediante tornillos y tuercas y una vez probado funciona y queda perfectamente ajustado en la CTC.

En cuanto a la parte electrónica aquí hay que ser más valiente porque os toca usar el soldador. Pero, no os preocupéis, no tenéis que cambiar ninguna parte que la CTC utilice cuando no use el sensor BLTOUCH en el eje Z, es decir, que hay posibilidad de marcha atrás.

En esencia, es cambiar un conector blanco de dos pines por ese negro con tres pines  que veis en la parte inferior de la placa (en la foto), para ello tendréis que añadir el pin de más abajo.

Luego, tendréis que añadir el cable que previamente habréis ampliado ya que el que viene con el sensor es muy corto. Deben quedar así (ojo a los colores y la posición):


SOFTWARE

Si quieres instalar la auto-nivelación no te queda otra que actualizar el firmware que no es tarea fácil porque es difícil de encontrar uno actualizado  para la impresora CTC. El fabricante no lo ha puesto en su página y encima nos dice que si actualizamos perdemos la garantía. Así que no digas que no te lo avisé.

Después de buscar mucho y realizar diferentes pruebas yo opté por bajar la última versión del software Marlin y reconfigurarlo para la impresora. Aquí lo puedes descargar. En mi caso yo modifiqué e instalé la versión 1.1.1.

Lo mejor que puedo hacer es proporcionaros el firmware que utilizo y he modificado, por supuesto no os puedo dar ninguna garantía sobre él y si lo actualizáis es por vuestra cuenta y riesgo: CTC_Prusa i3 BLTOUCH

Si quieres saber que he cambiado, básicamente son las modificaciones que se sugieren en la página que comento en la introducción pero teniendo en cuenta que los ejes de la ctc se mueven en sentidos distintos.

Para actualizar el software seguramente te encontrarás con un problema y es que tu ordenador no se comunicará con la impresora y eso a pesar de haber elegido correctamente el puerto serie y el modelo de tarjeta ATmega2560, dará un error del tipo “avrdude: stk500v2_ReceiveMessage(): timeout” . La solución está en este vídeo

 

EL RESULTADO

Aquí tenéis un pequeño vídeo de cómo funciona la función autolevel en la CTC.

 

Posted by acano in Robótica, 0 comments

Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad

Ayer comenzamos el “Proyecto Patoso”, y empezamos por la programación, en vez de empezar por construir el robot.

Pedía a los alumnos que hiciesen un programa sencillo que únicamente ladease un pie. Nada del otro jueves; simplemente un movimiento de vaivén.

Tuvimos resultados muy variados. Desde espasmos incontrolados hasta inmovilidad absoluta, pasando por esguince de pelvis. ¡No es tan fácil como parece! Poco a poco, todos los alumnos tuvieron ese momento ¡Ajá!, en los que se les enciende una bombillita encima de la cabeza y se ponen a teclear frenéticamente para solucionar el desaguisado. ¡Todos lo consiguieron!

Poco a poco les fui pidiendo cosas más complicadas, hasta llegar al ejercicio final: El robot tiene que saltar de un pie al otro, sin caerse.

Silencio tenso…

— ¡Vamos a necesitar un “for” para eso! —Me dice un chaval

—No, no, se puede hacer con movimientos directos, el “for” lo dejamos para la próxima clase —Le respondo.

De repente, ya no estábamos en clase, eso era la sala de control del Apollo 11. Un grupo de científicos (enanos) garabateaba en la esquina de un papel ángulos y complicados cálculos. La pizarra se llenaba de bocetos del robot en complicadas posiciones y se gritaban órdenes sin levantar la cabeza de la pantalla.

— ¡Ya lo tengo!, —dijo un científico (enano)

— Dejadme al “Patoso” para que le suba el programa…

“Patoso” lo pasó francamente mal con ese nuevo programa. El pie izquierdo realizó un giro brusco hacia dentro mientras que la pierna derecha daba coces en el aire. Revuelo en la sala, análisis de lo sucedido, más garabatos, más cálculos, muchas más líneas de código y, de repente, “Patoso” empieza a dar saltitos de una pata a la otra.

Saltos, abrazos y aplausos en la comunidad científica. Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad.

Posted by Pablo Martínez in Educación, Robótica, 0 comments

De tal palo, tal astilla

Jornada de robótica padres-hijos

Ayer invité a los padres y las madres de los alumnos a clase. Una experiencia nueva para mí. He trabajado con pequeños y adultos, pero nunca a la vez.

Fue una experiencia gratificante ver cómo los chavales enseñaban lo que habían aprendido a sus padres, y cómo estos se prestaban al juego. Enhorabuena a todos.

Hubo una creatividad desbordante, y un jolgorio incluso mayor. Algunos alumnos acabaron su robot, otros no, pero todos avanzaron mucho.

Desde un robot que barre el suelo con un cepillo de dientes hasta un pato con un Swiffer, pasando por robots que parecían excavadoras, hubo para todos los gustos. ¡Estos mini-ingenieros no son de generación espontánea! El viejo dicho de “de tal palo, tal astilla” se aplica a la perfección.

Un alumno, al finalizar la clase, estaba francamente disgustado porque no había conseguido que su robot funcionase a la perfección (seguro que se reconoce). Una rueda no le giraba porque tenía un corto. Su muy loable afán de perfeccionismo y sus ganas por superarse pudieron con él. Si él supiera la cantidad de veces que me voy a dormir sin haber conseguido que un robot funcione o que el código que he escrito ese día ejecute lo que en mi mente debiera hacer…

La ingeniería es así; se prueba, se falla, se vuelve a probar, aprendes algo, fallas, vuelves a intentarlo, echa humo, te desesperas, atacas por otro ángulo, y al final lo consigues. Como Edison escribió una vez en su diario: “No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla”

Posted by Pablo Martínez, 0 comments

Campamento de Verano 2017

Campamento de verano 2017

Cabecera campus verano

CAMPAMENTO  DE VERANO 2017:

PROGRAMACIÓN EN MINECRAFT, PROGRAMACIÓN DE VIDEOJUEGOS, ROBÓTICA, DISEÑO 3D, ARDUINO, UNITY, CUBO DE RUBIK, PAPIROFLEXIA, ELECTRÓNICA

  • Fechas: del 23 de Junio al 14 de Julio
  • Horarios: el campus se desarrollará de 9 a 14, con puertas abiertas desde las 8:30 (posibilidad un ratito más hasta las 15:00, consultar precios)
  • Almuerzo: incluido a mitad de mañana
  • Edades: 7 a 14 años
  • Inscripción AQUÍ: INSCRIPCIÓN AL CAMPUS
  • Lugar de encuentro: Escuela de Tecnología Igeeks

Actividades

Este Verano iGeeks ha preparado un campamento muy especial para nuestros chavales, en el que podrán aprender profesiones de futuro y disfrutar de nuestros ya conocidos y apreciados talleres:

  • diseño y programación de videojuegos con  KODU
  • programaremos una aplicación para nuestro móvil con APP INVENTOR
  •  nos sumergiremos en el apasionante mundo de MINECRAFT haciendo modificaciones al juego
  • aprenderemos electrónica
  • construiremos y programaremos con nuestras propias manos un Robot
  • diseñaremos en 3D
  • ¿Porqué no? También descansaremos y nos divertiremos jugando… lograremos resolver el CUBO DE RUBIK, y mucho más…

HORARIO:

09:00 a 14:00 con puertas abiertas desde las 8:30

Ampliable por horas (+5 euros/hora/día)

PRECIO:

23,26,27,28,29,30 Junio:    240€  (216€ con descuentos) 

26,27,28,29,30 Junio : 210€ (189€ con descuentos)

10 días : 32€/día

más de 10 días : 30€/día

Días sueltos: 50€

DESCUENTOS*:    *(entre ellos no son acumulables)

Inscripción antes del 1 de Junio: -10%

Alumnos: 10%

Hermanos o amigo: 5%

¡Acompañanos y forma parte de la comunidad Geek de IGeeks!

Inscripción AQUÍ: INSCRIPCIÓN AL CAMPUS

Posted by acano in Educación, Eventos, 0 comments

Encontrar la térmica

Tuve la inmensa suerte de poder aprender aeromodelismo con Don José Gogorcena, un comandante del Ejército del Aire retirado, campeón del mundo de varias disciplinas de aeromodelismo y de vuelo sin motor.

Don José (siempre con el “Don” por delante, porque soy de esa época) era un excepcional profesor, y procuro estructurar mis clases como él lo hacía. Un poco de teoría, un mucho de práctica, y una dosis de “¿y tú, cómo lo harías?”

Una de las cosas que nos decía es que, de vez en cuando, “encontrábamos la térmica”, que es la expresión que utilizan los que practican el vuelo sin motor para decir que has encontrado una corriente de aire ascendente que te propulsa hacia arriba. Lo que quería decir, es que, de repente, tomábamos las riendas del proyecto en el que estábamos (léase avión de vuelo circular) y nos poníamos a trabajar por nuestra cuenta, sin tener que preguntar ¿y ahora qué hago?

Ayer Beatriz “encontró la térmica”. Fue una clase excepcionalmente ruidosa, en la cual los chicos rebosaban de creatividad y alegría. Avanzaron con pasos de gigante para crear el robot barredor (a.k.a. “Crazy Chicken”).

Como de costumbre, pongo a mi lado a Rubén y a Beatriz, que son los “peques” y necesitan más ayuda. A un momento dado, tuve que prestarle más atención a Rubén porque con ese genial lado artístico que le caracteriza, optó por hacer un robot barredor complicadísimo, con forma de pato, con cuello flexible, pico y un largo etcétera de accesorios. (Este chico va para diseñador industrial). Calculé mal, y los cables nos quedaron cortos. Tuvimos que deshacer para hacer de nuevo.

Cuando acabé de solucionar el desaguisado, me giro para ayudar a Beatriz y me quedé con la boca abierta al ver que Beatriz había “encontrado la térmica” y había acabado, ella sola su robot. Optó por una solución minimalista, a su alcance, y lo consiguió ella sola. La sonrisa no le cabía e la cara. ¡Ole!

Posted by Pablo Martínez, 0 comments

Nos hemos presentado al concurso de robótica de Instructables. Necesitamos tu voto!

Autodesk tiene un foro de makers en el cual creadores del mundo entero comparten sus creaciones.

Nos hemos inscrito al concurso de robótica con nuestros robots futbolistas. Entra y vótanos! (si usas un móvil, hay q hacer click en el trofeo de arriba de la pantalla, si usas un ordenador, tienes que hacer click en la banderola naranja de la esquina superior derecha)

https://www.instructables.com/id/Football-Robot-or-Soccer-If-You-Live-on-the-Other-/

 

 

 

Posted by Pablo Martínez, 0 comments

Por favor, quítense de enmedio que la nueva generación de ingenieros ya está lista

Harto estoy de oír que los niños de hoy no aprenden nada en el colegio, que se pasan el día jugando con su teléfono móvil, que no son autónomos y un largo etcétera de barbaridades.

Ayer, en Igeeks, les propuse a los alumnos de robótica presentarse a un concurso de diseño de robots. El proyecto hay que presentarlo por escrito, con fotos y en inglés.

A todos les pareció buenísima idea y el ambiente en clase era electrizante. Podemos ganar un ordenador! Y un brazo robótico! y un robot que barre el suelo!!! Bueno, ese te lo quedas tu!

Decidimos que nos íbamos a presentar con el robot futbolista y creamos un “Project Charter” en diez minutos. Se dividieron las tareas para hoy: Dos chicos diseñarán el cableado y el circuito. Uno redactará las reglas del juego y diseñará el terreno de juego, otros dos diseñarán y cortarán las piezas del robot, y los dos más jóvenes tomarán las fotos, y prepararán las varillas de montaje.

Los alumnos se pusieron manos a la obra. Yo me puse a su servicio, ya que era SU proyecto. Necesito un alicate! Un cutter! Quien tiene un cutter? Bridas! de las gordas! No daba a basto!

Hoy, viendo las fotos que han hecho los chavales, la redacción de las reglas de juego y el circuito que han diseñado, no salgo de mi asombro. Estos chicos, a su corta edad, tienen un “skill set” que a muchos adultos nos gustaría tener. Saben trabajar en equipo, complementándose unos a otros y saben en que tareas pueden aportar más al equipo.

PS: Un DIEZ en ortografía para el alumno que redactó las reglas del juego. Se ha ganado una pegatina!

 

Posted by Pablo Martínez, 0 comments

¡Qué orgulloso se siente el profesor!

Cuando un alumno de nuestra clase de Programación con Minecraft te hace un regalo como éste, el profe se siente como si hubieran venido los Reyes Magos ¡Gracias David!

Posted by acano, 0 comments